Cultos Cuaresmales




El siendo de condición Divina no retuvo ávidamente el ser igual a Dios. Sino que se despojó de sí mismo tomando condición de esclavo haciendose semajante a los hombres y apareciendo en su porte como hombre, y se humillo a sí mismo obedeciendo hasta la muerte, y muerte de cruz.

Por lo cual Dios le otorgó el Nombre que está sobre todo nombre. Para que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos.

 

Flp; 2, 6-10